Vista de Cuarteles de San Francisco, Valle de Turón, Mieres, Asturias. Año 1946.

Tags
Asturias, barriadas-mineras, Casas, cuarteles, Cuarteles-de-San-Francisco, localidades-mineras, Mieres, Turón, Valle-de-Turón, viviendas, viviendas-obrera
1Comentario
  • AMS

    28 marzo, 2012 at 12:11 am Responder

    Se trata de los cuarteles de San Francisco de Turón, Mieres. Los cuarteles son una tipología de vivienda en la que la seriación es lo más destacado, pues los módulos de habitación abaratan el coste en la construcción. Es sabido que la minería asturiana fue un sector económico en el que, aproximadamente durante un siglo, se pusieron en práctica técnicas empresariales de gestión del personal que llamamos paternalismo. En general, estas fueron una forma de garantizar el óptimo aprovechamiento y la fidelidad de los trabajadores mediante la aplicación de políticas asistenciales que encubrían una intromisión en la vida privada de los obreros, lo que resultaría inadmisible en un Estado liberal.

    La supervisión del patrón o sus delegados dentro del horario laboral podía ser constante y completa, al menos en teoría, pero fuera del mismo no le asistía ningún derecho a controlar las actividades de sus trabajadores, y prácticas como la construcción de viviendas obreras, escuelas para hijos de trabajadores o parques, aseguraban ese control encubierto. El apogeo de este tipo de instalaciones tuvo lugar después de la Primera Guerra Mundial y todas tenían características parecidas. Se buscaba que fueran núcleos intencionadamente aislados geográficamente y cercanos al puesto de trabajo para que el paternalismo del propietario-empresario lograra crear una ideología y establecer un control doctrinal, todo enmascarado bajo el nombre de filantropia.

    En la provincia asturiana inició los poblados la Real Compañía Asturiana de Minas de 1862, y las continuaron en esta línea la Fábrica de Mieres, las Hulleras de Turón, y la Duro Felguera que construyó el Barrio Obrero del Pilar y el Barrio Obrero Marqués de Urquijo; aunque la que más sobresalió, por cantidad como por calidad, fue la Sociedad Hullera Española y su “jaula de oro”, como era denominada despectivamente por los afiliados al Sindicato Minero Asturiano, el poblado minero de Bustiello. (“El socialismo y la vivienda obrera en España (1926-1939): la cooperativa …” Luís Arias González y “Del Pozo a Casa: genealogías del paternalismo minero contemporáneo” Jorge Muñíz Sánchez).

    En la imagen vemos unas viviendas obreras del Valle de Turón, Mieres, en concreto son los cuarteles de San Francisco. Más de 200 bocaminas y unos 6.400 trabajadores llegaron a concentrarse en el valle mierense de Turón a mediados del siglo XX. En el año 1880, vivían en la zona 2.600 habitantes y apenas dos décadas después, en 1919 , la población aumentó a 9.866 residentes merced al desarrollo industrial. El artífice principal fue, sin duda alguna, Hulleras del Turón. La localidad es ahora una de las zonas más deprimidas de la comarca. Y su población apenas supera los 6.300 habitantes.

Escribe un comentario

*