Cargadero de Dícido, Mioño, Castro Urdiales. Cantabria 2016

1Comentario
  • Abel Suárez Martínez

    24 noviembre, 2016 at 6:41 pm Responder

    En este lugar, en el año 1886, se levantó un embarcadero para dar salida al mineral de hierro procedente de las minas de la Dícido Iron Ore. El mineral llegaba hasta aquí por medio de un tranvía aéreo, que luego fue sustituido por un sistema de cadena flotante. Este primer embarcadero sería destruido por un fuerte temporal en diciembre de 1894.
    La Dícido Iron Ore construye otro cargadero, un cantilever de 95 metros de largo, 6 de anchura, 14 de altura y 300 toneladas de peso, apoyado en un pilar central de sillería. El diseño de esta estructura correspondió a M.T. Seiring, socio de Gustave Eiffel. El cargadero fue volado el 23 de agosto de 1937, durante la Guerra Civil.
    Al finalizar la Guerra, se inicia la construcción del tercer y actual cargadero, proyectado por la empresa Altos Hornos de Vizcaya y construido por la empresa Basconia y Cortázar Hermanos. Las obras serían inauguradas el 14 de julio de 1938. El nuevo cargadero se mantuvo en servicio hasta los años 70.
    En 1986 pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Castro Urdiales, tras el simbólico pago de una peseta a Agruminsa, filial de Altos Hornos y propietaria del cargadero.
    El cargadero, único cantilever existente en la costa cantábrica, fue declarado Bien de Interés Cultural en 1994.

Escribe un comentario

*