Trenista saliendo del socavón de la orilla izquierda del Samuño. Carbones La Nueva. Principios de siglo.

2 Comentarios
  • AMS

    7 enero, 2009 at 3:17 pm Responder

    Sabiamente dirigido el manso buey, versátil como el minero, pasa del campo a la mina, de la luz a la oscuridad, del arado al tren.

  • AMS

    7 enero, 2009 at 3:18 pm Responder

    "Anda. Camina. Busca la luz.
    La soledad, el silencio y la negrura
    del taller en que trabajas tú
    son el templo de tu alma…"

    Silvio (1971)

Escribe un comentario

*